Bibliografia

Volver a Inicio

OBRA: Teatro

La segunda mitad del siglo XVI fue el período de más auge para el teatro español. Se forman compañías, se crean corrales y los autores buscan fórmulas con que contentar a un público cada vez más numeroso, algo que resolvería Lope de Vega de forma definitiva. Cervantes, con una concepción clásica del teatro, tuvo que soportar el triunfo arrollador de Lope en la renovación de la escena española con su Arte nuevo de hacer comedias.

Miguel de Cervantes se sintió atraído desde joven por el teatro al igual que por la poesía, cultivando el género con asiduidad y empeño vocacional. Desde sus inicios literarios, tras volver del cautiverio, hasta sus últimos años, se dedica a escribir teatro: la cronología de sus piezas abarca desde comienzos de los 80 hasta 1615, dejando escasos períodos inactivos. Pero aunque su obra dramática es menos discutida que su poesía, tampoco logró tener una resonancia popular proporcionada a sus méritos (siempre ahogada también por el renombre de sus novelas). Hay que señalar, de todos modos, que al regreso del cautiverio llegó a estrenar con éxito varias comedias. La opinión de los estudiosos, por su parte, conviene generalmente en atribuirle un alto lugar: hasta la aparición de Lope es evidente que ningún escritor de teatro español puede, en conjunto, compararse con Cervantes.

De la primera época (1580-1587), anterior al triunfo de Lope de Vega y respetuosa todavía con las normas del dominante clasicismo, está representada por dos piezas sueltas, las tragedias Los tratos de Argel y La Numancia . A la segunda época pertenecen las Ocho comedias y ocho entremeses nuevos nunca representados (1615). En el prólogo a esta obra dice haber compuesto, por la década de 1580, “veinte comedias o treinta, que todas se recitaron sin que se les ofreciese ofrenda de pepinos no de otra cosa arrojadiza”. En distintos lugares menciona algunos títulos de estas obras primitivas: La confusa , La Jerusalén , La amaranta , La Numancia , Los tratos de Argel , etc., en su mayoría probablemente rehechas para la publicación de 1615. Sin embargo, de todas ellas sólo nos son conocidas dos: en manuscritos se han conservado La Numancia y Los tratos de Argel . En fechas recientes ha aparecido La Jerusalén . Entre piezas sueltas, comedias y entremeses se conservan menos de veinte piezas, producción considerable en sí misma, pero que, como vemos, debió de ser mucho mayor.

 

Comedias

Además de las llamadas “comedias de cautivos” ( Los tratos de Argel, El gallardo español, La gran sultana y Los baños de Argel ), Cervantes cultivó los tipos de comedia ya en boga en la “segunda época” de su obra. Son comedias de intriga La casa de los celos y selvas de Ardenia y El laberinto de amor ; de capa y espada, La entretenida ; “de santos”, El rufián dichoso ; mientras que Pedro de Urdemalas se trata en realidad del mundo de la novela picaresca llevado a la escena. Son estas dos últimas, probablemente, las dos mejores comedias de Cervantes.

 

Tragedias

La obra dramática más famosa de Cervantes es la tragedia La Numancia , el intento más alto de crear en español una tragedia calcada todo lo cerca posible sobre los moldes clásicos. Compuesta hacia 1585, en ella se dramatiza el cerco que lleva a cabo el romano Escipión para la toma de la ciudad celtíbera, así como la defensa heroica de sus habitantes, que deciden matarse entre sí y suicidarse. Es obra de protagonistas colectivos y ejemplar en el sentido de presentar a sitiadores y sitiados como modelos de comportamiento militar. Hay que señalar que las comedias de cerco estaban de moda en aquellos años.

 

Entremeses

Los entremeses (piezas de un sólo acto de carácter cómico y popular procedentes de los pasos de Lope de Rueda ) escritos por Cervantes son excelentes. Los aborda en absoluta libertad, tanto formal como ideológica, desplegando por entero su genialidad creativa para ofrecernos auténticas joyitas escénicas, cuya calidad artística nadie les ha regateado. Logra ocho “juguetes cómicos”, protagonizados por los tipos ridículos de siempre (bobos, rufianes, vizcaínos, estudiantes, soldados, vejetes, etc.) y basados en las situaciones convencionales, pero enriquecidos y dignificados con lo más fino de su genio creativo (ironía, vida-literatura, apariencia-realidad...), de modo que salen potenciados hasta alcanzar cotas magistrales de trascendencia ilimitada. Entre burlas y veras, con la permisividad inherente al cuadro bufo, el manco de Lepanto no deja de poner en solfa los más sólidos prejuicios de la mentalidad áurea.

Entre los entremeses destacan La elección de los alcaldes de Daganzo y, sobre todo, El Retablo de las maravillas . Éste se alza como la pieza maestra de la serie por su interés tanto estético como ideológico: un puntal de la sociedad barroca, la pureza de sangre (la condición de cristiano viejo), se echa por tierra cuando de ella depende la contemplación de un fantástico retablo, fabricado por el sabio Tontonelo, donde no hay más espectáculo que el representado por los espectadores, víctimas estúpidas de sus prejuicios.

 

TITULOS

- Los tratos de Argel . Su más antigua pieza, es una tragicomedia de cautivos ambientada en un trasfondo histórico y costumbrista. De cuño autobiográfico, se anima con una doble intriga amorosa.Ver Ejemplar Descargar PDF

- La Numancia . Esta tragedia es acaso la mejor del género por aquellos años. En ella las fuentes históricas (Apianno, Morales, Valera) sobre el cerco se adoban con motivos literarios (Farsalia, Laberinto de Fortuna, Araucana), y se enriquecen con vivencias individuales ficticias y con proyecciones alegóricas como el Duero o España.Ver Ejemplar Descargar PDF

- Ocho comedias y ocho entremeses nuevos nunca representados . Modelos del género por su sabor costumbrista y retrato admirable de las clases populares de la época.Ver Ejemplar

 

Son las comedias:

- El gallardo español . Recoge recuerdos autobiográficos del cautiverio de Cervantes, sobre los que trenza noticias tomadas de la tradición heroica cristiano-morisca que proporcionan un acusado matiz caballeresco.Ver Ejemplar Descargar PDF

- La gran Sultana doña Catalina de Oviedo . Basada en un posible suceso histórico: los amores de un sultán con una cristiana presa que lo conquistó con su hermosura y llegó a ser su esposa.Ver Ejemplar Descargar PDF

- Los baños de Argel . Es la mejor de sus “comedia de cautivos”. La acción, variada y rápida, está desenvuelta con gran pericia y teñida de episodios de hondo dramatismo que se resuelven con la feliz liberación de las dos parejas protagonistas.Ver Ejemplar Descargar PDF

- La casa de los celos y selvas de Ardenia . La presencia de “figuras morales”, entre otros rasgos, hace pensar que se trata de un texto refundido de una comedia de la “primera época”, quizá El bosque amoroso .Ver Ejemplar Descargar PDF

- El laberinto de amor . También puede tratarse de una refundición de una pieza anterior: La confusa . Concede gran importancia a la parte espectacular.Ver Ejemplar Descargar PDF

- La entretenida . Aunque elaborada según el molde lopesco (cuyos rasgos parece parodiar), se separa de él al no aceptar el inevitable convencionalismo del final feliz, de modo que los esperados casamientos de los protagonistas no se realizan.Ver Ejemplar Descargar PDF

- El rufián dichoso . Dramatiza la historia real del sevillano Cristóbal de Lugo, que después de una vida de jaque y de tahúr se entrega a la penitencia y sacrificio hasta morir santamente en Méjico.Ver Ejemplar Descargar PDF

- Pedro de Urdemalas . Es por su tono como una ampliación del principio de El rufián dichoso . Tiene una trama parecida a La Gitanilla : un pícaro que conoció todos los oficios se va a vivir con un grupo de gitanos por amor a una joven.Ver Ejemplar Descargar PDF

 

Son los entremeses:

- La elección de los alcaldes de Daganzo . Cervantes se sirve del tipo de alcalde de pueblo, muy frecuente en el género, que también aflora en los episodios en que Sancho es gobernador de la Ínsula Barataria.Ver Ejemplar Descargar PDF

- Retablo de las maravillas . Utiliza el cuento de los embaucadores que presentan un objeto que sólo pueden ver los escogidos, en este caso, los cristianos viejos.Ver Ejemplar Descargar PDF

- El juez de los divorcios . Varios matrimonios se presentan ante un juez alegando las causas de su petición de divorcio.Ver Ejemplar Descargar PDF

- El rufián viudo . Trata con ironía y en tono cómico la muerte de la esposa de un personaje del hampa. Se cierra con la elección de una nueva esposa y un baile final.Ver Ejemplar Descargar PDF

- El viejo celoso . Cervantes acude a la tradición de las novelas italianas o cuentos folclóricos para presentar con gran libertad moral un caso de marido engañado.Ver Ejemplar Descargar PDF

- La cueva de Salamanca . Nuevamente acude a la tradición de las novelas italianas o cuentos folclóricos para presentar con gran libertad moral un caso de marido engañado.Ver Ejemplar Descargar PDF

- La guarda cuidadosa . Cervantes se acoge a la antiquísima disputa de las armas y letras, aquí un soldado y un ayudante de sacristán que pretenden a una criada.Ver Ejemplar Descargar PDF

- El vizcaíno fingido . La acción se centra en un timo de joyas que un caballero, que se finge vizcaíno, hace a una dama.Ver Ejemplar Descargar PDF