Bibliografia

Volver a Inicio

SENTENCIAS Y REFRANES

La paremiología, disciplina que estudia los proverbios, refranes, frases hechas y dichos de una lengua, encuentra en El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha una materia de extraordinaria riqueza para analizar esas mínimas unidades de sabiduría depuradas por su uso durante siglos que suponen sus refranes. Algunos autores quieren ver en estas sentencias significados ocultos alusivos a cuestiones prohibidos, pero los más no estropean con dudosas interpretaciones el gozoso disfrute del uso literario en el que se entremezclan sentencias tomadas del habla popular con otras creadas por el propio Cervantes e indistinguibles de las anteriores por su precisión y relevancia.

Dos son las obras de lectura que aquí proponemos, completamente diferentes entre sí y repletas de alusiones a las sentencias que nos depara la lectura de las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza:

- REFRANES, DICHOS Y SENTENCIAS DEL QUIJOTE de J. LEYVA
LIBRO HOBBY CLUB, S.A.
Encuadernación: Rustica
ISBN: 849736306X
390 pgs (16.0 x 24.0cm)
2004
A partir de la colección del marqués de Santillana y recogiendo las aportaciones de estudios posteriores acerca de este aspecto de la obra cervantina, Leyva relata los principales refranes, dichos y sentencias que pueblan las páginas de El Quijote , recogiendo los fragmentos en donde aparece y dando una amplia explicación del significado de los mismos. Destaca la atención que el autor presta a comentar el contexto que permite entender el significado preciso de muchos de los dichos, así como la aclaración de muchos de los términos del vocabulario castellano usado por Cervantes, en ocasiones arcaico y rebuscado.

- LOS REFRANES ESOTERICOS DEL QUIJOTE: LA CABALA EN LA OBRA DE CERVANTES de PERADEJORDI, JULIO
EDICIONES OBELISCO, S.A.
Encuadernación: Rustica
ISBN: 8497771745
112 pgs (14.0 x 21.0 cm)
2005
La variedad de planteamientos de los que parten los estudiosos de Cervantes es inabarcable. Desde posiciones esotéricas interesadas por el análisis de la Cábala, este autor nos propone una nueva lectura de El Quijote en donde el texto es la ocasión para decir de forma secreta todas aquellas ideas que no pueden ser dichas. Así, para Cervantes, recluido en la cárcel, “donde toda incomodidad tiene su asiento”, los refranes son sentencias que admiten muchos niveles de análisis y significado, algunos de los más profundos de los cuales no dejan de tener sentido a la discutible luz de tales conocimientos esotéricos. Así, en este texto, el autor analiza numerosos refranes que aparecen en El Quijote , de origen sefardí, descubriéndonos que Cervantes conocía y utilizaba la Cábala en sus escritos.

 

Y como muestra de lo comentado, sirva la siguiente lista de sentencias como ocasión para entretenerse con algunas migajas de la sabiduría que encierra El Quijote :

- Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.

 - Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama. 

- Puede haber amor sin celos, pero no sin temores. 

- Más vale la pena en el rostro que la mancha en el corazón. 

- Amistades que son ciertas nadie las puede turbar. 

- La pluma es la lengua del alma. 

- La buena y verdadera amistad no debe ser sospechosa en nada. 

- El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho. 

- En los principios amorosos los desengaños prestos suelen ser remedios calificados. 

- Parece, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la misma experiencia, madre de las ciencias todas. 

- Donde una puerta se cierra, otra se abre. 

- Cada uno es como Dios le hizo, y aun peor muchas veces. 

- Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades. 

- Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe. 

- Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo. 

- Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie. 

- El amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento. 

- El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo. 

- La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde. 

- La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida. 

- Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. 

- Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se sienten bestias. 

- La poesía tal vez se realza cantando cosas humildes. 

- Tanto más fatiga el bien deseado cuanto más cerca está la esperanza de poseerlo. 

- Al bien hacer jamás le falta premio. 

- El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no debe quejarse si se pasa.